Solo sé que no sé nada

Hoy he leído un tuit de Mayte Esteban que decía algo así: «Estoy en prácticas como escritora. En unos años espero estar preparada para escribir un buen libro. M» y me han dado ganas de aplaudir. Un poco por vergüenza no he dicho nada (y ella no se enterará nunca de esto porque jamás llegará hasta aquí), pero en sus palabras he visto la humildad que a muchos les falta. Porque, por si no lo sabéis, ese par de frases han sido dichas por alguien que lleva siete u ocho novelas a sus espaldas (publicadas, que seguro que escondidas tiene alguna más), que está respaldada por una editorial y que ha llegado a ser finalista de un premio de novela romántica. Más de uno que dice ser «escritor» (esperad, que lo escribo con mayúsculas), «ESCRITOR» debería de hacérselo mirar, porque es muy fácil llenar la boca con palabras, lo difícil es mostrarlo con hechos, con un trabajo mimado y bien hecho.

Como otras tantas veces ha sido un buen momento para reflexionar y, aunque normalmente no vengo hasta aquí a contar qué es lo que da vueltas por mi cabeza, creo que esta es una buena ocasión para hacerlo.

Por mucho que pienses que por haber escrito un libro (o dos o tres, o como en mi caso, diez) eres ya escritor estás bastante equivocado. Bueno, a lo mejor le estoy hablando a alguien con un talento monstruoso, con posibilidades de optar al próximo Nobel de Literatura, sí es así, mis disculpas, pero como esa es una probabilidad de uno en un millón, hay que ser consecuentes y saber que estamos en un continuo aprendizaje. Que, tras un libro, llegará otro que hará que el anterior sea (incluso para ti) una mejora y que con el tiempo aprenderás de tus errores si le dedicas tiempo y reflexión (y autocrítica). Prueba, prueba a leer lo que escribiste hace cinco años. Yo lo he hecho y he tenido ganas de llorar.

Me gusta eso de ser «escritor en prácticas», me hace pensar que por fin he encontrado una buena definición de este mi momento: estoy preparándome para hacer algo bueno. Algún día. Lo sé.

Y mientras tanto: escribo, estudio, leo, analizo y pienso. Y publico y testeo. Y me pruebo.

No hay meta. Solo una larga carrera.

Optimized-deborah-diem-533614-unsplash
Photo by Deborah Diem on Unsplash

 

Por si quieres conocer a Mayte Esteban – El espejo de la entrada.

3 comentarios en “Solo sé que no sé nada

  1. Una gran verdad. No creo que llamarnos ESCRITORES sea malo, es más, creo que es necesario, debemos creer en nosotros para lograr que los demás lo hagan (a mí me ha costado mucho llamarme así), pero siempre desde la humildad y haciendo hincapié en ese matiz: escritor, sí, pero con un mundo por aprender, recorrer y mejorar. Así que sí, escritor en prácticas me parece una definición perfecta, en prácticas constantes de hecho. Nadie, por grande que sea, debe caer en el error de creer que lo sabe todo y dejar de querer mejorar cada día.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s