Nueva portada para “¿Aún quieres saber qué me hace reír?”.

La reedición de ¿Aún quieres saber qué me hace reír? tiene vestido nuevo. Bueno, en realidad hace unas semanas ya os enseñé una más que posible futura portada, pero por causas ajenas (esas cosas que pasan con los bancos de imágenes donde no existe la exclusividad) ha tenido que ser descartada. Descubrirlo fue duro, volver a pasar horas delante del ordenador buscando también, pero como siempre me dice alguien a quien admiro y quiero: todo sucede por una razón.

Pensé que todo este asunto me iba a retrasar mucho, pero no ha sido así. La verdad es que tuve pronto muy buenas candidatas, lo difícil fue decidirse por cuál.

Y dejo de enrollarme porque lo que quiero es enseñárosla. Y esta sí ya es definitiva pase lo que pase.

Ebook - portada
Sinopsis:

¿Alguna vez os ha venido a la memoria un primer beso? ¿La sonrisa de ese joven al que conocisteis una noche y no volvisteis a saber de él? ¿Pensáis con frecuencia en lo que pudo haber sido y no fue?
Malditos recuerdos. Unas veces vuelven para endulzarte la vida, otras para amargarte la existencia.

Tras terminar sus estudios, Lucía empaqueta su vida para irse a Milán; ha encontrado su primer trabajo. Aunque a su llegada a la capital lombarda, nada sale cómo había esperado, de manera imprevisible se convertirá en víctima de un secuestro y vivirá en primera persona, la angustia y la impotencia de que otros decidan qué hacer con ella.
En mitad de ese caos encontrará a Sergei. Un frío, misterioso y profesional mercenario que, además de tratarla de una forma inusual, se convertirá en un apoyo que jamás habría imaginado.
¿Quién es ese hombre? ¿Qué ha visto Lucía en él que le hace confiar?

***

Mi intención es maquetarla también en papel, tardará un poco más que el ebook, pero pronto estará disponible.

Papel-portada

 

«—¿Y qué pasó?
Tras abrir y cerrar la boca un par de veces por fin confesó:
—Le besé —confesó mientras encogía sus hombros.
—¿Por qué? —preguntó el hombre con interés.
—No lo sé». 

Espero que os apetezca recordar la historia de Sergei y Lucía. Yo, desde luego, he disfrutado puliéndola para que la tengáis de nuevo.

 

Anuncios